28.6.11

¿Gatos no adoptables? Más bien humanos sin paciencia.

Viendo el interesante documental que Kira ha puesto en su blog acerca de la situación que viven los animales de las perreras en España, me he quedado con varios regustos amargos.

Una de las cosas que más me han llamado la atención es esa prepotencia que tenemos las personas en clasificar a los gatos como "adoptables" y "no adoptables". ¿Qué pasa, que si el gato no cumple con los requisitos "bueno, muy cariñoso y bonito" ya no es adoptable? ¿Ya no hay solución? ¿Un gato asustadizo no tiene remedio? ¿Un gato destrozón no puede cambiar? Sin dejar de lado, por supuesto, la frivolidad para categorizar a un ser vivo de "guapo" o "feo" y que ese sea el criterio de selección para un animal.

Vamos, que si me guiara por eso de "bueno, muy cariñoso y bonito" tendría que enviar a mis 4 gatos a la perrera para que los sacrificaran por no cumplir los estándares. (Uy, ¿he dicho 4? Quería decir 3... ejem...).

Porque vamos, Edgar es una ricura de gato en cuanto a lo noble, considerado y cariñoso que es. Pero también es orgulloso, cabezota y si se enfada te "retira la palabra" hasta que se le pase. Por no mencionar que es negro. ¡Uh, uh, gato negro, gato feo! ¡A la perrera! (Yo considero que es precioso, la verdad, y no creo que sea amor de madre).

Bueno ¿y Darwin? Darwin, que era un bicho raquítico, cabezón y asqueroso cuando lo recogimos. Darwin, que arañaba y bufaba a más no poder. Se salvaría por bonito, tal vez -una vez alimentado, bañado etc.-... ¿pero cariñoso? jeje... esa es una de las trampas. ¿Qué entendemos por "cariñoso" en un gato? ¿Que esté siempre encima tuya, pidiendo mimos, revolcándose por el suelo para que le prestes atención? Según esos patrones, Darwin es un sieso. Pero luego ves que te agradece la comida, los caprichitos y que le gusta seguirte por la casa y observar lo que haces. Y si ves la enooorme evolución que ha tenido hasta ahora, que ya se deja coger y acariciar y lo mucho que quiere a sus hermanos, que es realmente conmovedor... es un gato con un corazón de oro. ¿Merece la muerte por no ser un gato sobón? Es un tipo diferente de gato, de relación... pero ¿por qué dejar sin oportunidades a un gato que, aunque sea difícil, puede llegar a superarse con paciencia? Ya lo he dicho y lo seguiré diciendo: Darwin es el orgullo gatuno de mi casa y un ejemplo de superación. Enviar a un gato a la perrera sólo porque la persona no tiene la paciencia y comprensión suficientes para con él es un crimen.

¿Fiodor? Fiodor es un gato de revista absolutamente y es el más "guapo" de mis gatos. Sin embargo es el más independiente de mi casa y eso que lo sacamos adelante a base de puré "especial" con sólo 3 semanas. Es más orgulloso que Edgar, si cabe, un poco capullo, no le gusta que le acaricien a menos que él esté tumbado, odia que lo cojan en brazos, no se acerca a ti ni muerto cuando estás en el sofá etc. Y tiene unos aires de superioridad que te cagas. Te trata como si fueras un inferior y él un superdotado. ¿Quién querría tener un gato que pasa de ti? ¿También a la perrera? A veces le digo a HH de broma que para que Fiodor sea más agradecido para con nosotros, habría que llevarlo un par de días a la perrera para que vea lo dura que es la vida y vuelva con menos aires de niño pijo guay. Entonces sí que iba a ronronear la suela de mis zapatos...

¿Y Oreo? Abandonada en una caja de cartón. Ya tenía lo de "no adoptable" acompañándola. HH dice que la miro con ojos de madre y que por eso digo que es linda, pero que en realidad no es tan guapa como yo la veo. Lo que pasa es que luego es cariñosa. Muy trasto, sí, porque es una enana, pero yo la quiero un montón. Y no sé que fama tienen los gatos medio negros-medio blancos. Probablemente que tengan algo negro también le disgustará a la gente ¿no? Es que las idioteces no sé por dónde hay que cogerlas...

Un gato es el resultado del trato que le ha dado su dueño. Por supuesto tiene su propia personalidad. No puedes exigirle a todos tus gatos que sean gatos de anuncio y encima ser buenos como corderitos. Además, ¡qué aburrimiento! si algo me gusta de mis gatos es que cada uno tiene su particular personalidad, el hecho de que convivan bajo un mismo techo y sean tan diferentes unos de otros... Un gato excesivamente sobón ¿quién lo aguanta? Si lo bueno de los gatos es que te quieren pero te dejan en paz... qué ganas de tener gatos "ideales" y tan poco realistas...

Un gato difícil necesita PACIENCIA y TIEMPO. Necesita ATENCIÓN y CARIÑO. Y si convive con un gato más sociable, su adaptación a los humanos será mucho más fácil. Un gato callejero que ha tenido ninguna o una mala relación con los seres humanos es más difícil de educar, pero no imposible.

Los gatos guapos o feos realmente no existen. Todos son preciosos: los negros, las carey, las tricolor, los romanos, los blancos, los "tigres", los "vaquitos"... El color de la piel no importa.

Y cualquier problema de educación con tu gato es solucionable. Simplemente necesitas informarte, armarte de paciencia y de cariño y no rendirte a la primera.

Los gatos no adoptables de verdad -los muy salvajes que sólo son felices viviendo en comunidades felinas- son realmente escasos, y que un gato tenga un problema de educación o una mala relación con los seres humanos no es motivo para meterlo en una perrera.

Miremos más allá de las etiquetas humanas y solidaricémonos con nuestros amigos felinos.


4 comentarios:

Guillermo Loaysa dijo...

El documental es muy interesante, informa de una realidad bastante oculta para la mayoría de los españoles y deja muchas preguntas abiertas para que cada uno le de un poco al coco.

Lo que dices de solidarizarse con los gatos -en general con aquellos bichos que el ser humano ha sacado (y saca actualmente, como los hurones) de su entorno natural por simple capricho o como ayuda a sus labores- creo que es demasiado para la sociedad española a día de hoy. ¡Pero al menos un mínimo respeto a sus vidas!
Nosotros (todos) somos responsables de ellos en cuanto en tanto nuestros antepasados se aprovecharon de ellos y nosotros hemos heredado sus ventajas (y por ende sus responsabilidades). No podemos sacrificar perros y gatos porque nos aburren, nos resultan feos o poco "apropiados" para nosotros.

Yo también convivo con varios gatos. Uno de ellos, el negro (ya lo comenté) me odia y los otros dos casi que pasan de mi de tal manera que me hacen pensar si realmente existo (uno de ellos, el pequeño, no tanto). Pero bueno, somos compañeros de piso, convivimos bajo el mismo techo y, en el fondo, nos queremos mucho.

Como tú también apuntas, es sorprendente también que los sacrifiquen por ser "poco cariñosos". ¿Nadie se para a contemplar el punto de vista del gato? "Poco mimoso". Es que me descojono por no dar una palmada en la mesa. Y me imagino que el gato pensará algo así como... "¿Yo poco mimoso? ¡Y tú un hijo de la gran puta, que quieres asesinarme simplemente por no mostrar aprecio a tu decadente especie!" (siento el lenguaje por si hay peques que leen esto, pero es que los gatos son muy mal hablados).

Kira dijo...

Con paciencia se pueden arreglar muchas cosas, una de mis gatas (criada en casa desde el mes) ha sido traviesa, arisca, insociable y agresiva durante su primer año de vida, de repente se ha convertido en una gata cariñosa y confiada ¿qué debería haber hecho abandonarla cuándo empezó a dar problemas? Respecto a los gatos insociables y salvajes(que son muy pocos)se les puede dar otra salida, algunas asociaciones los ofrecen castrados para vivir en parcelas y fincas donde tengan problemas con plagas, asi que no digan en la perrera que no hay soluciones para ellos, porque esforzándose un poco si las hay.
Gracias por ver el documental, no todo el mundo le presta atención a estos temas.

Gema dijo...

Con cariño todo se consigue, qué satisfacción cuando un gato que 'te odia' como dice Guillermo, de pronto un día se te acerca y se tumba a tus pies aunque solo sea durante 2,5 segundos...
Seguro que el problema de un gato asocial o poco cariñoso no es suyo sino de la persona que comparte su vida y que no se ha dado cuenta de que hay algo que no está haciendo bien.

Efi ( la gata naturalista) dijo...

Voy a contar un secreto, pero yo soy esa típica gata que nadie querría porque tengo bastante mala uva cuando quiero, que es bastante a menudo, además soy algo neurótica no soy sociable con nadie y también tuve algún episodio, hace años de agresividad hacia mi madre,(fue algo extraño que duró unos días). Pero tuvieron paciencia y amor para darme, mucho, muchísimo amor siguen teniendo.También doy muchos mimos, pero sólo a ella.
Saluudos!