5.7.11

Fobia a dejar al gato solo en casa





Sí, ya os estoy leyendo señoritas Eva y Gema en cuanto a qué hacer con los gatos en vacaciones.

A ver, antes que dar opinión alguna, consultemos el Diccionario gatuno para ver qué dice el veterinario en caso de Vacaciones del dueño:

¿Qué es preferible hacer a la hora de irnos de vacaciones con nuestros gatos para que ellos se estresen lo menos posible? (Preferencia ordenada de forma secuencial).

1. Quedarte en casa. Obvio, así el gato sigue acompañado por las personas a las que más quiere y para él las vacaciones son días normales con el añadido de que el dueño puede pasar más tiempo con él. Pero siendo realistas... los seres humanos necesitamos vacaciones de vez en cuando, así que esta solución nos hace el estropicio.

2. Dejarlo en casa con alguien que lo cuide. De este modo, el gato estará acompañado pero se sentirá tranquilo en su hogar. Claro, que para esta opción sea efectiva necesitas tener a alguien de confianza que pueda hacerse cargo de él.

3. Dejarlo en casa con cuidados esporádicos (esta opción es mía). Así el gato está tranquilo en casa y aunque no está vigilado permanentemente, al menos su cuidador puede ver si al gato le falta algo y hacerle compañía durante un rato.

4. Dejarlo solo en casa. El gato echará de menos la compañía humana, pero al menos se encuentra en su hogar, en el cual se desenvuelve estupendamente.

5. Llevarlo contigo a un destino que el gato ya conoce (ej. apartamento en la playa). El gato puede sentir estrés ya que no se encuentra en su territorio diario, pero al menos tiene la presencia de su dueño para hacerlo sentir seguro y algunas marcas que habrán quedado de anteriores visitas suyas que le harán dominar otra vez la nueva casa.

6. Llevar al gato a un lugar desconocido. El gato se estresará con las novedades de un avión, un coche, un tren o un hotel. Lo bueno es que al menos ahí estaréis vosotros.

7. Llevarlo a una residencia. El gato además de perder sus referencias de marcaje estará en compañía de personas desconocidas y sin la presencia de su dueño, lo cual puede acentuar bastante su estrés.


Mi experiencia y consejo:

Mi consejo es que si os vais menos de una semana, no pasa nada por dejar al gato solo. Mejor si alguien puede pasarse de vez en cuando a echar un vistazo, pero si no se puede, no hay problema. Los gatos se cuidan bastante bien en su propia casa. Con dejarle provisiones de sobra para que no le falte nada, creedme, que los gatos se cuidan. Ya sé lo que pasa por nuestras mentes de madres y padres cuando nos vamos: ¿estará bien? ¿habré calculado bien la ración de comida? ¿habrá aprendido por ensayo y error a entrar en la cocina, abrir el cajón donde está metida la batidora y haberla puesto en marcha? ¿habrá conseguido sacar las cuchillas de la maquinilla de afeitar de la caja fuerte donde las guardé y estará masticándolas? ¿le habrá dado por acercarse a un enchufe y cuando vuelva me lo encontraré electrocutado? ¿habrá abierto un agujero en la rejilla protectora y se habrá tirado al vacío? etc. etc. amén de situaciones más escabrosas todavía si cabe.




Este gato se quedó un día solo...
y mirad en lo que se convirtió.


Lo más probable es que el gato se lo pase pipa si tiene un compañero gato correteando por toda la casa, aprovechando para destrozar vuestros sillones/sillas/cojines mientras no estáis, mordisqueando los lápices que dejásteis encima de la mesa por un descuido y durmiendo siestas larguísimas encima de vuestra cama. Si vuestro gato no ha dado muestras de conducta suicida durante el tiempo que lleváis juntos, no tiene por qué darlas una vez os hayáis ido.



Dejarles la radio o la tele puesta también ayuda
a que se entretengan y no se sientan tan solos.


Si os váis más de una semana os recomiendo dejarlo en casa de alguien o que ese alguien se instale en vuestra casa. Eso, a la elección de cada uno. Y no, no os preocupéis, en dos semanas vuestro gato no va a querer más a su cuidador que a vosotros.

Las residencias a mí me dan un poco de miedo. Bien es cierto que no hay muchas -o ninguna- por aquí, el Norte de África (también llamado Andalucía). Pero si la hubiera... no sé, dejar a mis gatos con gente desconocida, en una residencia en la que puedan pillar algo -por muchas medidas de seguridad y salubridad que tomen, ya que al fin y al cabo por allí pasan muchos gatos- o que les pueda entrar diarrea con el cambio de la alimentación... Todo este resquemor bien puede ser debido a la ignorancia -muy probablemente- pero creo que prefiero dejar a mis niños con mi madre... además de que me sale gratis :)

Eso sí, elijáis lo que elijáis, sabed que una vez que volváis de vacaciones, vuestros enanos estarán bastante más asalvajados ya que no habéis estado ahí para educarlos durante las vacaciones...



10 comentarios:

fidel dijo...

Elvira , Gracias por disponer de tu tiempo para ilustrarnos, con los invaluables consejos del diccionario de traduccion gatuna,ya estoy imprimiendolo para tenerlo fisicamente a mano.En cuanto al problema de como disponer de las vacaciones sin perjuicio de los gatos,nosotros mientras tuvimos a Katino,sencillamente renunciamos a ellas.En el caso vuestro con esa colonia numerosa es mas complicado aun, al fin y al cabo nosotros solo teniamos uno,pero el temor de dejarlo solo era mas fuerte que el deseo de tomar las vacaciones,asi que en nueve años fueron vacaciones urbanas,y nunca nos arrepentimos.Como siempre refrescantes cariños para todos ellos y mimos especiales para las dos pequeñas.Merlin ,en cuenta regresiva.

Irene dijo...

Buena entrada!!
La verdad es que yo tampoco lo dejaría en una residencia, creo que tiene que ser muy muy estresante para el animal.

Al Umpa sólo lo he dejado solo solo una vez. Tan solo fueron 3 días (dos noches). Muchísima agua, muchísima comida (le dio de sobra), arena ultralimpísima (dos cajas), vamos parecía que me iba media vida. Y lo pasé... fatal... jeje Yo sé que él estaba ahí mejor que si me lo hubiese llevado conmigo. La que habría estado mejor sería yo. No podía parar de arrepentirme pensando que no me lo encontraría vivo ni de casualidad... jaja. La verdad es que el Umpa no es un gato normal, así que francamente lo imaginaba ahogado con cualquier cosa incomestible que hubiese tratado de comerse, o enredado den los cables del televisor. Pero creo que para ellos es mejor así, aunque seguro que se aburrió como una ostra.

El resto de veces, cuando ha sido cosa de una semana o un poco más, y ha sido para ir a mi casa, como sólo son un par de viajes al año, sí que me lo he llevado.

Para mí, la mejor opción es la misma que tú:
-Dejarlo en casa. Me conformo con que alguien se pase una vez al día, aunque fuese sólo un ratillo para ver que todo está en orden.

A una gata que tenía hace ya muchos años sí que me la llevé un par de semanas a la playa, porque era aún algo pequeña y me daba pena. Pero la verdad es que el viaje también suele ser algo estresante.

Si pensase solo en mí, me lo llevaría a todas partes.
Pensando en ellos... es mejor así =)
Lo dicho, muy interesante =)

Gema dijo...

Tienes toda la razón, la opción de la residencia debería ser la última y de hecho yo no lo haría si tuviera a alguien que pudiera pasarse todos los días por casa. Me consuelo pensando que solo están estresados un día o día y medio y después disfrutan del cesped como enanos!!

Efi ( la gata naturalista) dijo...

Me encantan esos gatos solos en casa, especialemnete el cocainómano! Anda que el pequeño francotirador también...,je, que graciosos!
Mi experiencia en viajes es enorme porque me he pasado media vida viajando mucho en coche. Y no me gustaba, pero luego como estaba mucho tiempo fuera, disfrutaba una barbaridad.
Eso si, mucha vijilancia para no perderme.
Creo que para pocos días, lo mejor es dejarnos en nuestro territorio, que eso es lo que nos interesa nuestro sitio conocido.
Saluudos!

Gris dijo...

Me encanta!!! me ha gustado mucho lo que dices, creo que tienes razón en cuanto las opciones y, además, me he reído mil con las fotos! jejeje

Gaturros dijo...

En el caso nuestro, solo una vez dejamos al Tai enteramente solito y fue por 4 días. Le dejamos suficiente comida y arena para sus necesidades pero confieso que pasé todo el tiempo con el corazón en la boca y pensando en mi gatico solo. Esperaba hallarme un tremendo desastre al regreso pero nada de eso, todo en su sitio y sin bajas de ningun tipo que lamentar. Muy buen niño mi Tai!! la de besos y mimos que le hicimos.
No obstante, no desmerezco la idea de una residencia temporal, mas ahora que son dos y la pequeñita está en la edad del juego y de treparse a todas partes. Al menos debería existir la opción, es lo que pienso.
Saludos desde la Habana.

Elvira, el Cisne Negro dijo...

Fidel, es que ahora que he terminado los exámenes vuelvo a tener tiempo y se va a notar probablemente en la calidad de las entradas (espero).

Irene, la verdad es que se pasa mal al dejar a los peques en casa. Yo decía de broma que iba a llamarlos para ver cómo estaban... pero ellos se cuidan muy bien, afortunadamente.

Gema, me imagino que no tienes otra opción. De todas formas Gatosphera tiene muy buena pinta, seguro que tratan a tus niños muy bien y además tienes la seguridad de que te envían fotos y todo... es un lujo, ojalá hubiera residencias de confianza por aquí.

Efi, tú lo que eres es una suertuda. A mí me encantaría llevarme a mis enanos por ahí, pero entre que son muchos y que cada uno es para echarle de comer a parte... Así que seguiremos viendo tus aventuras y las de tu familia, que buena envidia nos dais!

Gris, convence a Pablo y adopta un gatito para Lupe... ¿te interesa alguna de mis gatitas tabbys? :D

Gaturros, bienvenidos a mi blog. Me alegra que me leáis desde tan lejos. La verdad es que sí, que al menos la opción de la resi debería existir, no que es una cosa bastante rara según en qué sitios.

Un saludo a todos!!

Eva dijo...

Lo que me he podido reir con las posibles desgracias que les pueden pasar...claro, que ha sido risa nerviosa, porque inmediatamente me he puesto a mirar donde guardo las cuchillas, jajajajaja....
Tienes toda la razón, van a estar fenomenal en casa con su "abuela" que les eche un ojo y les haga mimitos de vez en cuando...soy una paranoica :-)
(a propósito, muuuuy buena entrada)

Kira dijo...

Te entiendo, es muy difícil dejarlos, tengo que irme una semana a Estados Unidos y claro, impensable llevarmelos. He tenido que reclutar ni más ni menos que seis abnegadas víctimas para que me cuiden la tropa aún así me quedo preocupada.

Fauve, la petite sauvage dijo...

Completamente de acuerdo. Los gatos tienen aún más apego al territorio que a los humanos, y se desorientan menos. Quizás somos nosotros los que lo pasamos peor al dejarlos y los echamos más de menos que ellos a nosotros, jajaajajj, aunque cuando volvamos estén "asalvajados" (en mi caso los míos no mucho, y de hecho se vuelcan en alegrías y cabriolas para demostrar cariño y contentura todos nerviosos y felices que me emocionan).
Saludos.