18.6.11

Genial... tenemos una plaga

He de decir que hace unos días que notábamos a Darwin raro. Tenía la barriguita un poco hinchada, se movía menos, comía menos, jugaba menos... vamos, que estaba como aletargado. Nosotros se lo achacábamos al calor, que es realmente horrible por aquí en el sur de España. Sin embargo era el único que se mostraba tan apático. Aunque ahora Edgar y Fiodor duermen más y no corretean tanto, comen bastante, juegan... se les ve de otra forma vaya. Y la enana ni os cuento, un torbellino huracanado, haga frío o calor...

Pero ayer, al limpiar la cajita de arena vi en uno de los "regalitos" dos gusanos bastante considerables... Fue realmente repugnante.

Darwin tiene antecedentes de rebuscador en la basura, algo que le tenemos muy controlado, pero al menor descuido... lo hace. Así que nos imaginamos que, probablemente, sea él quien tenga la barriguita mal. Sin embargo, al tener una casa llena de gatos, si se desparasita uno, pues todos los demás van detrás.

No sabéis el numerito que hemos montado para intentar que cada uno se tomara la pastilla. Oreo se la ha tomado sin problemas y Fiodor la mitad. Pero ni Edgar ni Darwin se la han tomado, así que los hemos tenido que dejar sin comer y con la pastilla escondida en un snack de gato rociado con leche y cada uno aislado en un cuarto a la espera de que les dé hambre y se lo tomen. Y ahí siguen, hasta que lo hagan.

Nunca habían tenido problemas para tomarse una pastilla, no sé por qué se han puesto así de cabezotas hoy. ¿Será por el sabor o por el olor? Desde luego, quien los entienda que los compre...

Si os soy sincera, me preocupa Darwin. Ni siquiera ha querido comer mucho de una latita de pollo que suele encantarle. A veces ha estado más esquivo, otras nos ha bufado más, otras ha estado más juguetón y otras más tranquilo... pero ¿esta apatía hacia la comida? Si Darwin es un glotón, siempre lo ha sido. Le tenías que quitar la comida al nada de ponérsela porque se la zampaba en dos segundos.

¿Será todo cosa de los gusanos o le pasará algo más? Ojalá que se tome la pastilla y podamos saberlo pronto.

4 comentarios:

Kira dijo...

Los parásitos intestinales producen falta de apetito. A mi el verano pasado me ocurrió, casi todos cogieron lombrices, fué horrible. Este año nos toca otra plaga, los ácaros de las orejas, llevamos un mes de tratamiento y no acaban de eliminarlos.

Dark dijo...

Si es que estos rubiales llevan a las mamis de cabeza!.
Esperamos que pronto se la tome y vuelva a ser el torbellino de siempre,que verle pachucho angustia mucho (mami lo sabe bien si).
Pues si llevo mi tiempito pot la blogosfera,somos como una gran familia ya con algunos colegas,hasta por facebook nos encontramos o buscamos ;).
Lametones coleguis,y que Darwin sea solo eso (que ya es)gusanos y nada más ;).

Gema dijo...

Argh!! Yunus también tuvo un episodio parecido con gusanos en el vómito... y la que casi vomita fui yo... qué ascoooo!! Seguro que se curan pronto tus pequeños, son muy fuertes!!

Gris dijo...

Son una mierda los parásitos pero lo peor es conseguir que se tomen la pastilla ose dejen poner pipetas..un circo vaya! ánimos!