2.11.11

Conociéndonos. Entrevista a Elaine.

Nombre y especie: Elaine. La llamamos así por el personaje que interpreta Julia Louis-Dreyfus en Seinfeld, una serie que nos gustó mucho, especialmente a HH. Gata tabby gris y mezcla de blanco. Ojos verdes.

Sexo y edad: Hembra, cuatro meses.

Perfil: Cariñosa hasta ser pesada, juguetona, simpática, ronroneadora máxima, curiosa, amante de los humanos (de todos). Me imagino que conforme vaya creciendo su personalidad se verá más definida.

Le gusta: Que la mimen, que la quieran, que la abracen, la acaricien, la achuchen... ella es AMOR. Pesada como nadie. Va pidiendo mimos a cada gato por turno, hasta que el gato en cuestión se harta de ella, que es cuando Elaine va a por otro. O a por nosotros, claro. Juguetona al máximo, también va pidiendo juegos a todo el mundo. Ella es feliz, todo es bello y hermoso y si no me quieres ahora, pues ya me querrás mañana, pero ahora me voy a por otro. Le gusta hablarle a Robin y olisquearlo, subirse a nuestros taburetes de la cocina, subirse encima de nosotros. Y el calorcito. Hacer la croqueta en nuestra tripa, sobretodo si tenemos algo puesto de lana o algodón. Le gusta chuparnos los dedos. Esta manía la cogió de peque, cuando le dábamos el biberón y no hay forma de quitársela. Ahora le están saliendo los dientes y a veces nos muerde para aliviarse el dolor. También le gusta dormirse encima del teclado del ordenador. Ronronear nada más decir su nombre. Cuando hay un premio o chuche se vuelve literalmente loca, va de boca en boca de los demás gatos para ver si puede coger algo y con la emoción del mordisco se mete nuestros dedos hasta casi la campanilla. Que le toquen la barriguita la tranquiliza.

No le gusta: No dormir con nosotros en la nueva casa. En la antigua lo hacía, pero no nos dejaba dormir porque se ponía a jugar con nuestros pies a media noche y si no te chupaba la cara, o te estornudaba en la cara, o te mordía la mano y por la mañana había que levantarse a las 7 y ya no podíamos más. Que los gatos se harten de ella y no jueguen con ella. O que busque mimos y no se los den. Que le bufen. Que la bajemos de la mesa cuando estamos comiendo (hay que educarla). Que la achuchen con tanta fuerza que la agobien (esto pasa pocas veces, porque no se agobia con facilidad). Que no le dejemos chuparnos los dedos. Que la bañemos (aunque luego le gusta que la envolvamos con la toalla y le demos calorcito). En realidad, lo que no le gusta es que no le dejemos hacer las cosas que le gustan.

Juegos: Perseguir el láser/bola de papel de plata/cordón/pelusa/cosaquesemueva... Morder las orejas y el cuello de los demás gatos, correr por toda la casa, perseguir a Oreo, escalar por todos lados (es la escaladora oficial).

Particularidades: Al haber sido criada por humanos, le gustan todos y va pidiendo mimos por doquier. No le asustan las visitas. Se cree humana y por eso trata de imitarnos (lo de subirse en el taburete es genuinamente suyo). Escala por todas partes. Tiene la manía de chuparnos los dedos. Casi no sabe maullar y es frecuente verla abriendo la boca, sobretodo cuando se despierta de la siesta, sin emitir maullido. Se queda dormida de pie en cualquier parte. Es la que más fuerte ronronea. Sigue teniendo la manía de escalar por nuestras piernas, lo cual es francamente doloroso. No se sabe cómo, tiene manía de gata callejera y es frecuente ver que coge cualquier cosa del suelo o un juguete suyo y se va corriendo, como una vulgar ladronzuela. Lo peor es que la manía se la ha pegado a Oreo. Elaine ve un plastiquito en el suelo y decide que es "su tesoro" y se lo lleva corriendo, no se lo vayamos a quitar, o se lo vaya a quitar un gato y juega con él durante media hora, mientras esquiva gatos y humanos y sofás y muebles.

Relaciones:
HH: Lo idolatra. Claro, que para él, Elaine es la niña de sus ojos. Es su favorita. Suele tenerla siempre encima y él se queja de que ella es una pesada, pero no por eso la ignora, sino que la coge más... Siempre la llama y la jalea, y le dice cosas y cuando no la ve, la busca. Le toca la barriguita y a lo mejor hasta le da premios cuando no miro... Así que ya veis, love is in the air...
Elvira: A mí también me quiere un montón, como yo a ella, pero no puedo ser tan parcialmente descarada como HH, porque si no los demás se enfadan. Además, a mí me da un poco de cosa cuando me chupa los dedos. Y me tiene las piernas destrozadas de intentar subirse. Aún así cuando la veo no puedo evitar darle un achuchón, porque la jodía es graciosísima y adorable, y aunque me encanta procuro no ser tan efusiva con las muestras de afecto.
Edgar: Se llevan muy bien. Ella lo potrea todo lo que quiere y el muy buenazo la aguanta y le da mimos y la soporta cuando le muerde las orejas. Y no le bufa ni tiene un mal gesto con ella. Edgar es su último recurso, cuando todos los demás la han mandado a paseo, porque sabe que es un santo.
Darwin: Se llevan bastante bien. Tienen en común que son juguetones, así que Darwin es la diana perfecta cuando ella busca juegos. Darwin tampoco le bufa, aunque cuando Elaine se pasa la muerde un poco más fuerte de la cuenta... Pero también la soporta muy bien, el sofá es su lugar de juegos favorito. Además, Darwin es un buenazo y también le da muchos mimos.
Fiodor: Se llevan. Es compañero de siestas, como Edgar. Elaine parece que sabe que Fiodor es más tranquilo y no lo jalea como a los demás. También influirá el que Fiodor sea un poco cabroncete y que le deje bien claro que con él no se juega. Cuando ella se abalanza sobre él, el tío le muerde y se va. Pero cuando ella está tranquila, Fiodor hasta le hace mimos. Y es que a esta gata no se le resiste (casi) nadie.
Oreo: Con el (casi) nadie, me refiero a ella. De pequeñas, eran grandes compañeras de juegos. Siempre iban las dos juntas a todas partes, se daban mimos, era como "club de chicas, no se admiten chicos". Pero Oreo ha ido creciendo y está un poco harta de ella. También es verdad que le tiene celos. Ella es la hembra dominante de las dos, así que no entiende que le hagamos caso a Elaine. Ella era la niña de la casa y se vio desplazada. Oreo participa de vez en cuando y de mala gana en los juegos de Elaine, pero en ocasiones, cuando la ve aparecer, sin más, le bufa y le gruñe y hasta le muerde. Elaine se lo toma con calma aunque no le gusta, claro. Cuando Oreo está encima de mí y se acerca Elaine, le gruñe para que no se acerque. Elaine nunca responde de forma agresiva. Yo cruzo los dedos para que las cosas se calmen un poco entre ellas dos... Oreo también tiene el celo cerca y creo que eso influye bastante...

9 comentarios:

Gema dijo...

Si hoy, al llegar a casa, mi chico me pregunta "¿qué ha sido lo más interesante que has hecho?" yo le responderé sin dudarlo: "he leído un post sobre Elaine, una gatita de 4 meses". Y acto seguido me quedaré con cara de boba, pensando en ella y en cómo se sube a los taburetes. A veces me sorprendo de mi simpleza... ¿cómo pueden gustarme tanto las historias de gatos???!!

Elvira, el Cisne Negro dijo...

A mí me pasa igual, me encanta saber las anécdotas y tonterías de todos los gatos, propios y ajenos. Me imagino que por eso también escribimos estas cosas. A veces me ocurre que me acuerdo de algo que he leído en vuestros blogs y me río yo sola y HH se queda con cara de o.O?

fidel dijo...

Felicidades por ese cariño hecho gata, Elaine muy bueno que seas pegajosa, a nosotros los humanos nos encanta aun cuando digamos,uuuufff esta gata si fastidia,eso es para el publico de galeria,no le pares y sigue como eres ,preciosa saludos de el esmirriadito.

Irene y Umpa Lumpa dijo...

Voy conociendo ya personalidades... jejeje y aunque el Umpa es más Umpa que Elaine, creo que es a quien más se parece sin duda. Incluyendo en el pelaje.
Excepto en dos asuntos:
-Umpa Lumpa maulla muchísimo.
-Umpa Lumpa teme a los humanos a quienes no conoce y sólo tiene una relación completísima conmigo y con mi novio. Ni siquiera con mis compañeras de piso.
Pero adooooooora a cualquier otro gato y creo que se llevarían genial.

Gris dijo...

A mi estas entrevistas me encantan porque siempre aprendo un montón y saco ideas de lo que le podría gustar o no a Lupe. Ahora os falta un kramer no? jejejeje por cierto, no he podido evitar ver que elaine no tiene aún su foto en el lateral del blog!!

Elvira, el Cisne Negro dijo...

Que Elaine no esté en el lateral es porque oficialmente todavía no es de la familia... Estoy esperando a que HH digiera un poco la idea de tener 5 gatos. Sé que sería incapaz de dar a Elaine, pero todavía no ha reconocido que vamos a tener 5... es complicado. Cuando sea oficial, desde luego que tendrá la "entrada" oficial como se merece jeje :P

Irene y Umpa Lumpa dijo...

Ays... lo de Elaine, ya me lo iba oliendo yo... jaja Y me alegro un montón!! ¡¡5!!
Creo que algún día, también sin querer... me pasará lo mismo.

Dark dijo...

Jeje esta Elaine no sabe que tiene muuuuuuchos hermanitos ;)!.Como mola,5 gatos en casa!.
Si es que es un dulcito esta pequeña!

Efi (la gata naturalista) dijo...

Me encanta conoceros y ver los qué distintos o parecidos somos.
Y sobretodo lo únicos que somos cada uno.

Elaine la conquistadora, sin duda. O la irresistible. Pelín pegajosa, como el gordito de mi casa.

Saluudos!