14.1.12

Paciente en observación.

Edgar va a pasar finalmente esta noche con nosotros.

La analítica ha revelado también que tiene la glucosa alta, además de la infección, así que vamos a tener que controlársela porque no sabemos si es del estrés o tiene problemas con el páncreas.

El hígado lo tiene bien.

Ahora le pondremos dieta, le daremos antibiótico y protector gástrico. Controlaremos la glucosa y en función de eso variará la dieta y el tratamiento posterior.

La vía con suero que le han puesto ha sido un poco suplicio para él, según nos ha contado otra de las veterinarias que le han atendido, porque aunque le ha servido para reponer líquidos, Edgar no soporta que nada le ate y se ha hecho un nudo triple en el pecho con la sonda... Si es que...

En cuanto nos ha oído llegar a la clínica se le ha oído maullar desde su jaula de recuperación, como pidiendo que por favor nos lo lleváramos de allí. Le han inyectado un antiemético para que no vomite. Estaba bastante sucio porque se ha salpicado de suero y además, debido al estrés, se ha hecho sus necesidades encima...

Pero bueno, sucio como estaba y con una vía puesta (por si hay que atenderlo de urgencia en las próximas 24h) lo hemos traído a casa de mis padres. Allí lo he limpiado con paciencia con una toalla y le he puesto de comer, pero no le ha hecho el más mínimo caso a la comida.

Luego se me ha puesto encima y ha estado ronroneando un rato mientras le hablaba... Y finalmente se ha tumbado para que le acaricie la barriguita, todo sin dejar de ronronear. Está muy contento de haber vuelto con nosotros, pero a modo de indirecta se ha metido en el transportín...

Tranquilo, Edgar, mañana nos vamos a casa temprano.

Muchas gracias a todos por vuestro apoyo, en estas circunstancias sirve de gran ayuda que quien te entiende te dirija unas palabras amables. Espero tener mejores noticias pasados unos días.

Un saludo.

8 comentarios:

Dark dijo...

Esperamos que Edgar pase buena noche,pobrete nuestro amigo :(...
Es muy duro para las mamis,ver como nos ponemos malitos,pero más duro es,que no podais compartir vuestros miedos y temores.
Mami te entiende muy bien,es tu mejor amigo y tu niño el que esta malito,no es solo un gato,es TU gato.
Ojala den enseguida con que le pasa a Edgar y tenga un tratamiento que le ayude a superarlo,mientras nuestros mejores deseos para que se recupere.
Un lametón muy grande y de parte de mami,un abrazo lleno de cariño,del bueno.
Edgar amigo,ponte bueno pronto!

Molli y Kimi dijo...

Hola, me alegro de que Edgar este mejor y que pudiese pasar la noche con vosotros, ya veras que todo se soluciona lo malo es que no sepan lo que tiene, pero controlandole la glucosa y dandole el antibiotico, veras que pronto se pone bien.
Kimi cuando se ronpio la pata y lo llevamos al veterinario tenia muucha fiebre y cada vez que ibamos tambien, se pensaban que tenia alguna infeccion, pero descubrimos que le subia la fiebre con el estres, porque en casa no tenia.
Bueno esperamos noticias.
Besitos y mucho animo!!
Marga

K.K. dijo...

Mis mejores deseos para tu gatito Edgar, es muy duro pasar por esto, mucho ánimo y fuerza.

Efi (la gata naturalista) dijo...

Bieeeen, me alegro de que esté en casa, porque estar en el hospital no mola nada!
Ya te habrán dicho que la glucosa se nos dispara en cuanto tenemos una gotita de estrés, osea en cuanto pisamos la clínica.
Venga, las próximas noticias que aún sean mejores!
Saluudos!

Mai dijo...

Ánimo para vosotros y para Edgar... qué mal se pasa cuando se ponen malitos :(

Gema dijo...

No son las mejores noticias, pero están bastante bien, al menos está en casa contigo y eso cura más que todas las medicinas del mundo! Dale muchos mimos al enfermito, también de mi parte y de mi familia felina. Y ya sabes, piensa en positivo!!!

Elvira dijo...

Muchas gracias por todo chicas, estoy a la espera de qué ocurre. En cuanto sepamos algo, informo. Esperemos que la cosa se resuelva felizmente.

Edgar no se despega de mi lado ni un momento. Veremos cómo va evolucionando.

Un saludo.

Kira dijo...

Seguro que se pone bien, y se queda todo en un mal recuerdo, el pobre...