17.11.12

Y entonces llegó ella

Ágora tiene un carácter muy apacible, curioso y tranquilo. Es una coneja jovencita, la adopté cuando acababa de cumplir justo un año.

Cuando llegó, mis chicos la tomaron por una especie de gato raro y les daba miedo. Ella estaba ansiosa por jugar con ellos y se dedicaba a perseguirlos por la casa, lo cual era bastante gracioso. La de giros que da la Naturaleza. Al principio Oreo, a la que le gusta interactuar con todo, se dedicaba a darle los consabidos manotazos de: ¿pero esto qué es? Y cuando Ágora se subía en el cojín gatuno, se empeñaba en echarla hasta que por fin aprendió a tolerarla. Los otros pronto se animaron también y aunque de vez en cuando se les escapa algún manotazo -como hacen con el resto de los gatos- es frecuente encontrarlos a todos viendo sin pestañear el canal gatuno -mi ventana- en el que siempre echan "Palomas y gorriones".

Siempre tengo la jaula abierta para que salga y entre cuando quiera, aunque la cierro por la noche normalmente porque a veces los gatos quieren usar su arena, sobre todo Edgar que siempre ha tenido la maldita costumbre de ser el primero que marca los areneros y no le entra en la cabeza que haya uno que no pueda utilizar. Además, el otro día le puse a Ágora un buen puñado de heno que se acabó con mayor rapidez de la usual... y todo se aclaró cuando pillé a Edgar masticando hebras dentro de la jaula esta mañana. Si es que es de lo que no hay.

Aunque puede parecer inocente, Ágora es una cone de armas tomar. Si en un descuido se me olvida por la mañana abrirle la jaula, empieza a mordisquear los barrotes en plan: ¡eh, estoy aquí! Y si tiene hambre, con levantar el comedero tiene bastante. Le gusta pasearse por toda la casa y olisquearlo todo, si te sientas en el suelo enseguida se acerca y empieza a curiosearte. Es una sibarita y por ahora sólo he encontrado una chuche que le guste.

Sinceramente, mi mayor problema con ella es el pelo. Le crece muy rápido y el pelo que tiene alrededor de los ojos hace que muchas veces no pueda ver, por lo que tengo que estar atenta y con las tijeras en la mano cada poco. Yo nunca he sido mañosa para la peluquería, de pequeña no sabía que hacer con esas muñecas que consistían en una cabeza a la que le hacías moñitos y trencitas, y a lo mejor le ponías maquillaje, me desconcertaban. En cambio, siempre quise cortarles el pelo a las barbies pero mi madre no me dejó y así terminó mi creatividad peluquera de por vida. Hasta ahora, que me veo obligada a hacerle apañillos a la cone y claro, cuando termino parece una especie de punky en miniatura. Son los únicos momentos en los que estoy segura de que en la prote me han dado una conejilla y no una bola de pelo con ojos :-P

Si alguna vez necesitáis relleno para la almohada, contactad conmigo. Es impresionante quitarle el 30-40% del pelo y que eso suponga por lo menos medio kilo. Esta mañana también le ha tocado peluquería. Al principio se resiste, pero luego empieza a ver mejor y parece entender que no es tan traumático. Creo que le ha gustado el resultado porque se ha ido alegremente a pasear su look por la casa, desde luego debe sentirse mucho más ligera.

Entró en enero en la protectora siendo casi un gazapo, lo que me lleva a pensar que fue un regalo de Navidad que no gustó. Eso de dejarla en la calle en invierno... de verdad que hay gente para todo.

A veces se pone a chuparme, imagino que será su forma de acicalarme, un comportamiento social entre conejos muy arraigado aunque no por eso deja de ser un halago.

Cuando no está de paseo, se tumba tranquilamente en cualquier rincón o se acerca a algún gato para saludar. Ellos ya van asimilando el extraño lenguaje de Ágora, por lo que pegan menos respingos cuando ella se acerca para olisquear y no es raro tampoco que sean ellos los que se acerquen a olerla a ella. Sin embargo lo que más me gusta es verlos juntos tumbados mirando por la ventana, la proximidad es un factor que da idea de la relación de cualquier ser vivo con otro y creo que el estar a menos de diez centímetros entre ellos es indicador de que la cosa va bien. Tal vez con el tiempo se animen a acicalarse entre ellos, aunque todavía es algo que queda por ver.

Y aquí os dejo una foto con el resultado de mi nefasta pero práctica peluquería -espero que ella me perdone-:


19 comentarios:

Opiniones incorrectas dijo...

¡Qué linda! Yo también adopté a mi cobaya Rhadamés con un año y poco, y los gatos flipaban al principio porque no sabían lo que era, pero ahora ya se persiguen normal y se intercambian collejas cordialmente.

delavega dijo...

Que reconfortante leer entradas como esta ,desde luego no parece conejita por la cantidad de pelo que tiene y se ve por lo que relatas que no tiene un pelo de tonta, a logrado ser aceptada en ese entorno gatuno cuando a veces los de la misma especie son rechazados

Abisal dijo...

Oye, córtale más que pa mí que sigue sin ver nada...

Mi Álter Ego dijo...

Qué guapa!!! ¿Te lame? Mira, ya hemos encontrado otra cosa en la que se parecen a los gatos. Jajaja. Un besote!!!

Kira dijo...

Es clavadita a Benito, el conejo que tenía mi amigo Antolín, también tenían que recortarle los flequillos.

Gatos Gatunos dijo...

jaja, tu casa debe ser una juerga continua. Qué graciosos lo gatos y la cone mirando por la ventana.

lyuti dijo...

Es que se me hace tan tiernaaaaaa, y encima que lame. Aunque tendrá su punto tímido, ese juego de mírame pero no muy fijamnete que también es de los gatos.
Sobre el pelunerío, uno de mis gatos es de pelo largo, y la verdad es que me resulta más complicado, no solo por el pelo que suelta, sino porque si me despisto en peinarle enseguida empieza con los nudos y las caspas, cahmpú especial para él...eso del pelunerío si me parecde más pesao, pero es tan tiernaaaaa :D. Un abrazo.

Naar dijo...

Pero qué guapa!! jejeje. Es una monada de conejita!! me alegro que los demás la hayan aceptado bien y que seais una familia feliz :)
un beso!

saida dijo...

que peludita!! Que bien que seáis uno más. Enhorabuena :-)

fidel dijo...

Que costumbres tan curiosas criándose en ese entorno va a resultar mas gata que coneja,preciosarepeluda.Amapuches de Merlina

Dark dijo...

Como mola la peluchona jeje!.
Debe ser muy divertido ver a la coneja husmeando a los gatos,y ellos,colleja en pata como contestación...

Ya estais divertido ya en casa ;)!

La Gatera dijo...

Sin duda, una conejita muy gatuna. Y por cierto, lo del canal de tu ventana, "Palomas y gorriones", nos ha encantado: ¿dónde hay que abonarse?

¡Saludetes gatunos y muy peludos!

Anónimo dijo...

Quiero uan foto de la prole viendo la "tele", please!!!

Mi madre tiene uan gata persa adoptada. Todo lo que tiene de peluche lo tiene de mala leche, y no le gusta nada que la cojamos, acariciemos(sólo cuando quiere y donde quiere)...y no se deja peinar...Así que cuando le salen bolas, mi madre le pega unos tijeretazos...y si además es verano, le hace tb un buen repaso para que no pase calor....Lleva la pobre unas escaleras....

PD: al ppio la llevaba al vete a que le cortaran el pelo, pero la anestesiaban; otra vez vino una peluquera a casa a ver si asi estaba más tranquila, pero salió la peluquera toda arañada.....así que no le queda otra forma que pillarla a traición cuando está dormida....

Gema dijo...

Pues yo sigo sin verle los ojos...
Cuando los vecinos vean la silueta de un conejo junto a los gatos asomados a la ventana alucinarán, ¿no? Qué numerito...

Manderley de GuindillayCanela dijo...

jajaja que linda es Ágora, me encantan los conejos, además de los gatos. Mi hija quiere uno pero como tengo dos gatos no sé si es buena idea, pero al ver el resultado..
Eso sí, vaya pelos que le has dejado a la pobre... pero eso qué es??? jajaja

Besotes

Gris dijo...

uaaaajajajajjajajajja debo admitir que esa foto me ha pillado desprevenida jajajaja que buena! se ve harto peluda! y preciosa, eso sí, que pasada de bicho peludo. Oye, y los gatos no le atacan nunca? y ella se lleva bien con ellos? hace siestas juntos a veces? he visto vídeos en youtube de gatos y conejos durmiendo juntos y son lo más. ui, ahora me han salido muchas dudas, que nervios! jejejeje

Carlitos el ocupa dijo...

Yo no le veo ni los ojos, ni las narices, ni la boca, ni las orejas!! sigo pensando que es una de esas zapatillas de muñecos(broma)
Pero podrías dejarle el pelo largo con rastas.
Parece grande. Y ¿cuánto pesa? y ¿cuanto mide? Gracias poor desvelar secretos de cone. Y a ver si haces la foto de familia, por favooor!!
Adiós!
P/S:Has sido una niña obediente mi madre las rapó a todas. Y conste que odia ir a la peluquería

delavega dijo...

Amiga,peludos y emplumados Feliz Navidad aunque sea por rutina pues como tu sabes y lo has expresado , estas fiestas son realmente de origen pagano reacomodadas para la ocasión ,vamos como siempre.Inocencia y Fidel que no se enfríe el ánimo sino el champan o en su defecto y yo lo prefiero la sidra.

Jubones dijo...

hola! Acabo de descubrir tu blog ! Que familia tan curiosa me ha encantado! Te invito a que entres en mi pagina , espero que te guste m yo me quedo aqui para seguir la tuya,Maria